© 2019 por Ik Projects.

 Av. Mariscal La Mar 1265, Miraflores.

  • Instagram
  • Facebook
Buscar
  • Ik Projects

Rafael Carneiro "EL PLACIDO Y EL MUSO"

Ik Projects trae a su artista Rafael Carneiro con su exposición mas reciente "EL PLACIDO Y EL MUSO"


Según Pascal en su libro sobre Frontão que trata de la naturaleza de la literatura y su persecución de las imágenes:


"La narración no debe ser asumida por una primera persona (que a cambio caracteriza la forma del cuento que es personal y humano), porque el romance es un dragón. Debe ser imposible para el lector poner su mano sobre lo que lee.

La narración romana perdería su imprevisibilidad presentando la racionalidad desde un punto de vista. Perdiendo su imprevisibilidad, perdería el shock emitido por su propia violencia. Perder tu extrañeza perdería tu fascinación. (Los antiguos romanos dijeron, de una manera comparable, que el sexo en erección es Dios y que su poseedor, en ese momento, ya no es él mismo).

Este sexo arrugado puede conmover, pero no puede trasladar a la esposa, que es el lector. Para que el placer del texto permanezca impredecible, es necesario que el lector no sepa de dónde viene el deseo. El deseo no puede afirmarse como YO. No puede tener un rostro. Puede apenas desear (tensar la cuerda del arco)”.


Más que un ataque a la primera persona en la narración de este fragmento, revela una defensa de la imprevisibilidad en el trato con el lenguaje. En varias tradiciones poéticas la música siempre ha sido el elemento que introdujo la oportunidad necesaria para la salud del deseo. La lógica musical conducía la razón de los agujeros correctos, dotados de frescura y humor de los descubrimientos. Como una cuna en medio de estas referencias, las obras propuestas pretenden funcionar como una especie de “rebus” (enigma figurado que consiste en expresar palabras o frases a través de figuras y signos, cuyos nombres producen casi los mismos sonidos que las palabras o lo que las frases representan). Enigmas de imágenes que emergen de diferentes campos del lenguaje, como una forma de caza, que adquiere en cada estación el aspecto de un arma distinta.




57 vistas